Visita la frontera con Corea del Norte

Visita la frontera con Corea del Norte
¿Te resulta útil?

Seúl ha sido una de las ciudades que más nos ha sorprendido gratamente en nuestro viaje por Asia, ver aquí. Al estar a sólo a 52 kilómetros de la frontera, teníamos claro que no podíamos pasar la oportunidad de permanecer unos minutos en la frontera con Corea Del Norte. Si te gusta la historia y quieres descubrir un poco mas sobre las tensiones vividas entre estos dos países, ¡no te puedes perder esta visita!

Acercarse a la frontera de Corea del Norte es una visita ineludible en cualquier viaje por Corea del Sur porque permite descubrir la tensión que se respira entre los dos estados vecinos. Técnicamente, todavía siguen en guerra porque nunca llegaron a firmar un tratado de paz después del conflicto bélico que los enfrentó entre 1950 y 1953.

La llamada Zona Desmilitarizada (DMZ) que separa las dos Coreas en torno al paralelo 38 está considerada como una de las zonas más militarizadas del mundo. Es una franja de tierra de nadie de 4 km de ancho y 238 km de largo, que separa los dos países y que está delimitada a ambos lados por campos de minas, alambradas y miles de militares con sus fusiles bien cargados. La única forma de visitar la DMZ es apuntándose a un tour organizado.

Tour

 

Visitamos la Zona Desmilitarizada (DMZ)



Contratamos el tour con DMZ TOURS. Panmunjeom Tour ( JSA Tour) fue el que elegimos tocando a KRW 87,000 por persona (conversión aquí). Muy recomendable

Nos recogieron a las 11:00 de la mañana en el President Hotel, al lado del City Hall. Nuestro guía sabía perfectamente inglés y nos fue contando datos interesantísimos sobre Corea del Norte y del Sur. Un dato que nos llamó muchísimo la atención es la dinamita que contienen los carteles publicitarios en la carretera principal hacia la frontera. En caso de ataque por parte de Corea del Norte, esos bloques de cemento con control remoto explotan y dejan bloqueados todos los accesos a Corea del Sur.

El trayecto hasta llegar a DMZ dura hora y media más o menos pero mientras aprendimos muchísimos detalles sobre la Guerra continua entre las dos Coreas.

El autobús nos dejó en la base militar estadounidense, un poco teatrero pero nadie quiere arriesgarse a descubrir qué parte es de ficción. Lo básico que hay que aprender son las nociones de seguridad, qué hacer y qué NO hacer (imprescindible). Después de la charla y de explicarnos unas estrictas normas de seguridad a seguir, cambiamos de autobús para entrar en el Área de Seguridad Compartida, en inglés Joint Security Area (JSA), acompañados siempre de un militar, que nos hizo de guía turístico.

Frontera Corea del Norte.

Te trasladan al recinto construido con Corea del Norte. Existen dos edificios principales enfrentados entre sí y entre éstos, justo en la línea fronteriza se erigen 5 barracones azules donde se realizan las reuniones y donde mayor tensión se palpa a lo largo de la zona Desmilitarizada. En el barracón principal se encuentran las famosas salas de reuniones de Naciones Unidas y de vez en cuando mantienen encuentros los gobiernos de Corea del Norte y del Sur. Pudimos estar unos minutos en terreno norcoreano, siempre bajo la atenta mirada de los militares.

No se puede describir la sensación de ese momento, pero lo que podemos contarte es que no tiene precio.

resized_DSC00312

Área de Seguridad Compartida (JSA)

Sin duda, es el plato estrella del tour y el lugar más tenso de la frontera entre las dos Coreas. Es el único punto de la Zona Desmilitarizada donde los militares norcoreanos y surcoreanos se ven las caras y el único sitio donde los turistas pueden ver a soldados del norte de carne y hueso.

Otra parte muy interesante del tour, es cuando ves de lejos en Corea del norte el supuesto pueblo fantasma llamado “ Propaganda Village” con una bandera norcoreana de 160 metros de altura superando a la surcoreana de 100. Las banderas se retan dibujando una línea recta entre ambos países. Este pueblo surgió para contrarrestar la propaganda de Daeseong- dong, el pueblo surcoreano que sí está habitado y goza de una riqueza sustancial. Nos llamó mucho la atención que estas dos poblaciones estén de forma paralelas enfrentándose entre sí. Las banderas se retan dibujando una línea recta incitando a ambos países.

Puente de No Retorno (Bridge of No Return)

Este puente es el lugar, donde tras la Guerra de Corea, ambos países realizaban intercambio de refugiados. Una vez que los prisioneros cruzaban el puente, ya no tenían la opción de regresar, de ahí su nombre.

Cosas a tener en cuenta antes de visitar la frontera

– Tienes que ir con tour, no puedes ir a tus anchas a la frontera y sin supervisión. Para poder visitar la zona desmilitarizada necesitas contratar una agencia de tours que se encargue de todo.

– No puedes ir con chanclas o calzado suelto- La razón de ello es para estar preparados para cualquier incidente que pueda surgir mientras estás allí… sigue las instrucciones, pueden cancelar la visita cuando quieran.

– No se permiten muecas, risas o señalar– Una vez dentro sientes la tensión entre el Norte y el Sur. Si algún militar te ve hacer algo que no ha sido instruido puede terminar el tour sin pestañear…

– Hay que presentar la documentación por lo menos 3 días antes del tour. Tiene que ser revisado por las autoridades y dar el visto bueno para poder realizarlo. Algunas nacionalidades tienen terminantemente prohibida la entrada.

– Es imprescindible llevar el pasaporte el día de la excursión. Allí te lo piden y revisan antes de entrar en la zona en varios checkpoints.

– No se admiten cámaras con más de 300 mm de zoom.

 

Sin duda uno de los tours más inolvidables que hemos tenido a lo largo de nuestra historia viajera..¡No te lo pierdas!!

 

 



Booking.com


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionado