Divisoria Market – Un gigantesco mercado

Divisoria Market – Un gigantesco mercado
¿Te resulta útil?

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]En tu paso por Manila no debes dejar de pasar la oportunidad de pasar por Divisoria Market. Tanto si tienes tiempo como si no, tanto si tienes pensado ir de compras como si no, tanto si hace calor como si no, tanto si llueve como si no, tienes que dejarte caer por aquí al menos un par de horas (aunque lo normal sería un día entero).  Es la Shopping Meca de Manila.

Este gigantesco mercado está situado en Binondo (aquí hablamos sobre este barrio más a fondo), cerca del barrio chino de Manila (si quieres ver su localización exacta pincha aquí) . Como podrás ver la estación más cerca es la de “Recto” y, aunque parezca lejos nosotros fuimos andando y llegamos en unos diez minutos. Así que nuestro consejo es que no se monten en ningún jeepney que se ofrezca a llevarles justo al salir del tren. Eso sí, durante el camino prepárense para sortear coches, tiendas, gente y andar a tramos por la carretera pero vamos, como cualquier día normal en Filipinas.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Caminando a Divisoria

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]¿Qué le diferencia del resto?

A parte del tamaño el precio. Aquí encontrarás, sin lugar a dudas,  los mejores precios de Manila. Todo son precios de ganga. Ríete tú de los chinos de España, aquí, si te lo curras, podrás encontrar precios que no te puedes ni imaginar de lo barato que son.

¿Qué nos podemos encontrar en Divisoria Market?

La respuesta sencilla y precisa es: ¡de todo!  Todo lo imaginable lo encontrarás en esta parte de Manila. Desde ropa hasta muebles, pasando por libros y verduras frescas.

¿Cómo es?

A parte de gigantesco, está compuesto por varios centros comerciales de bastantes plantas cada uno. Además, si no fuera suficiente, alrededor de todos ellos, y durante varios kilómetros de calle, hay un sinfín de puestos de todo tipo, como un rastro pero a lo bestia. Hay unas cuantas calles que son bastante anchas pero debido al apelotonamiento de puestos, que a veces se comen unos a otros, no hay excesivo espacio para ir caminando tranquilamente. Por tanto, como puedes imaginarte, en las calles más estrechas es como la jungla, tienes que hacerte tu propio hueco para poder pasar, sentirás el aliento de los demás en tu cogote.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Divisoria

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Consejos

Hay una serie de recomendaciones que siempre es bueno tener en cuenta. Nosotros fuimos un domingo, posiblemente uno de los días con más gente y no tuvimos sensación de inseguridad más allá de que es un espacio atestado de gente. Pero siempre es bueno tener máxima precaución y estar atento, ya que también somos turistas/extranjeros (aquí no podemos pasar como local, nos pillan al dedillo jeje)

  • Prepárate a ser el centro de atención: Hay occidentales, pero pocos. Así que te mirarán, te llamarán para captar tu atención, incluso se reirán (no a mal, muchas veces es producto de la vergüenza ;))
  • No lleves objetos de valor: Obviamente la cámara no puede faltar, así que agárratela bien fuerte a la mano o al hombro con la correa.
  • Si llevas mochila mejor que te la pongas hacia delante para que no te la puedan abrir.
  • Llévate una bolsa/mochila (o dos) vacías para cargar mejor tus compras. Créenos, aunque no tengas idea de comprar, 99% de posibilidades de que caerás y algo te llevas.
  • Regatea. Aunque veas escrito un precio, regatéalo. Ofrécele la mitad de lo que te pide, así hasta llegar a un acuerdo. Ten en cuenta que cuantas más unidades te lleves, mejor será el precio. Si ves que no baja más, haz el amago de irte, si no vuelve, es que era verdad y no podía regatear más.
  • Lleva dinero en metálico. Pocos admiten tarjetas, además tampoco nos fiaríamos mucho.
  • Si tienes pensado comprar, intenta ir a primeras horas de la mañana. A las ocho abren los centros comerciales y desde las 5:30am hay puestos abiertos en las calles. Durante las primeras horas puedes llegar a ser un “buena mano”, que significa que eres el primer comprador y te harán el mejor precio del día.
  • Prácticamente todo es falso. Eso sí, si sabes buscar bien puede que encuentres artículos de marca a un precio increíble, pero lo dicho, es difícil encontrarlo, ¡pero no imposible!
  • Paciencia. Prepárate a ver gente, caminar lento, ruidos, etc Pero en fin, eso también es Manila y por eso también nos gusta 🙂

 

También tiene una versión nocturna pero nosotros aún no hemos ido. Pasamos un día espectacular y muy divertido. Sin intención de comprar al final volvimos a casa cargados de cachivaches para la casa muy útiles a un precio de risa y con la idea de volver pronto, nos quedaron muchas cosas que comprar.

Y a ti, ¿qué te parecen estos tipos de mercados?

Salamat!

It is more fun in the Philippines![/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Posts relacionados en Asia Filipinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionado