Cementerios curiosos de Filipinas

Cementerios curiosos de Filipinas
¿Te resulta útil?

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Habíamos leído que los cementerios en Manila eran una visita obligada, pero no sabíamos que íbamos a pasar un día tan interesante. Cuando piensas en cementerios te viene a la mente aquellos seres queridos que desafortunadamente ya no están compartiendo momentos con nosotros. En lo que normalmente todos los cementerios coinciden son en las lápidas grises que están a lo largo de grandes pasillos, teniendo la misma estética triste y apagada. No esperes esto en Manila!

Fuimos hasta el final de Minondo para llegar a la entrada de uno de los cementerios más antiguos de Manila: La Loma. Cuando entramos allí parecía un pequeño barrio lleno de mausoleos con diferentes estilos arquitectónicos, esculturas, colores y lleno de personalidad. El cementerio de La Loma fue construído en el momento en el que el paisajismo de los cementerios se hizo popular en Inglaterra y Francia. Un cementerio caracterizado por el colorido de sus tumbas y su extravagancia.

Cementerio La Loma[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Una vez recorrimos una parte del cementerio nos dirigimos al cementerio Chino situado al sur de la Loma. Este cementerio es el segundo más antiguo después de La Loma. Se creó para los chinos que negaron ser enterrrados en cementerios católicos mientras la colonización española. Lleno de espectaculares templos chinos como el Chong Hock Tong Temple o Liat See Tong – Martyrs Hall hace que no tenga nada de convencional.

Cementerio Chino Manila[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Por ultimo nos dirijimos al cementerio del Norte bastante popular en los documentales y sitios de viajeros. Su peculiaridad se basa en la vida. De origen español en el siglo XIX, fue construido siguiendo los arquetipos arquitectónicos de los cementerios andaluces de aquella época. Cuando los españoles se retiraron de Filipinas, el cementerio pasó a ser de uso exclusivo para los habitantes de Manila, primero para los estratos sociales más altos y más tarde para todos aquellos que pudiesen pagar el alquiler de los nichos.

Cementerio del Norte[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Al entrar pudimos ver como unas 20 personas seguían un ataud para comenzar el entierro. Nos sorprendió mucho porque todos llevaban camisetas blancas, y con música de fondo no sabías si era un entierro hasta que no veías el ataud… Más bien que un cementerio parece un barrio, motos, jeepneys, cancha de baloncesto, bares y gente por todos los lados se aglutinaban en las calles del cementerio como si fuese la plaza más solicitada donde quedar los domingos.

Niños corriendo descalzos nos preguntaban por nuestros nombres y se daban unos a otros por si no se habían enterado. El gobierno permite que gente sin recursos pueda sobrevivir allí y tengan un sitio donde estar. Pese a las condiciones en las que viven, el ayuntamiento pasa todos los meses la factura eléctrica a todos los panteones. Algunas familias viven en sus propios panteones familiares, siendo éstos herencia de varias generaciones atrás, otras viven allí con el consentimiento de los dueños, cuidando del mantenimiento y seguridad de éstos.

Bueno chicos, así pasamos un estupendo día que, en el caso de estar un par de días, es bastante aconsejable. Cualquier sugerencia para visitar, bienvenida sea, además si quieren preguntar por cualquier punto de la ciudad, ¡no duden en hacerlo!

 

¡Nos vemos la semana que viene!

 

Salamat![/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionado