Jeepneys: transporte público filipino

Jeepneys: transporte público filipino
¿Te resulta útil?

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Desplazarte es de las cosas más complicadas que puedes llegar a experimentar a la hora de vivir en Manila o en cualquier parte de Filipinas. No sólo de una ciudad a otra, realmente se tarda el doble de lo normal teniendo la misma distancia debido a las carreteras, si no por ser un país dividido por más de 7000 islas. Sin embargo, siempre tienes algún medio de transporte para moverte ya sea avión, ferry o barco si hablamos de desplazarnos entre islas; o autobuses, jeepneys, triciclos, taxis o furgonetas UV Express, si es para recorrer una ciudad o una región.  Siempre se va a llegar, eso no es tarea imposible, lo único que debes de tener es paciencia y ganas de preguntar a los filipinos qué coger para llegar a tu destino. Ellos siempre tan amables, lo resuelven enseguida, no sólo indicándote el cómo, sino acompañándote incluso al sitio donde tienes que ir. Si no fuesen tan serviciales, no habría manera de viajar, porque aquí lo que son carteles de información… están en peligro de extinción.

Un domingo cualquiera en Manila[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Hoy vamos a hablar de uno de los medios de transporte más emblemáticos de Filipinas, los Jeepneys.

El medio de transporte más escogido por los Filipinos es el denominado Jeepney. Realmente son jeeps abandonados por los estadounidenses después de la Segunda Guerra Mundial. Los filipinos han hecho obras de arte con ellos convirtiéndose en el transporte nacional de Filipinas. No se verá ningún jeepney igual en todo el país, estos todoterrenos son temáticos, dependiendo del dueño los pintan con dibujos, vírgenes, marcas o cualquier tema de interés para el autor. Los tunean de tal manera que este transporte urbano puede llevar antenas, luces de discotecas y hasta piscina… totalmente de exhibición.

Tráfico reducido en Araneta-Cubao (Manila)[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Es el medio de transporte más barato, suelen ser 8 pesos (ver conversión aquí)y las rutas están claramente establecidas. Eso sí, suerte del que sepa qué ruta hace, sobre todo en Manila. No tienen paradas, simplemente cuando ves uno, levantas el brazo y se para en medio de una carretera de tres carriles, subes y te sientas en los bancos laterales. Para bajar, la forma de avisar al conductor es tocando el techo con una moneda, o con la mano. Nunca hacen esfuerzo por acercarse a la acera, tienes que tener cuidado a la hora de bajar para no ser arroyado por ningún otro vehículo. También siendo el transporte más barato… No puedes exigir demasiado.

Lujoso Jeepney visto en Intramuros[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]No sólo es curioso el viaje en sí, sino la forma de pagar, le das las monedas al de al lado hasta que se lo pasan al conductor. Si estás esperando cambio porque no das la cantidad exacta, también te llega directamente de mano a mano a través de los pasajeros.

Otra cosa curiosa es que los Jeepneys no tienen ventanas, están completamente abiertos. SI lo coges fuera de Manila no es grave, incluso se agradece el aire, pero en Manila, concretamente en EDSA teniendo unos niveles de contaminación inimaginables (mucho peso tienen estos jeeps), ir todos los días al trabajo en este transporte puede resultar poco saludable… Creemos que si vas con camisa blanca puede salir negra. Pero bueno, fuera de EDSA todo es diferente.

Recomendamos que se monten al menos una vez en algún sitio turístico o pueblo para respirar aire fresco!
Salamat!

It is more fun in the Philippines!

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Posts relacionados en Asia Filipinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionado