Bob Marley en Manila

Bob Marley en Manila
¿Te resulta útil?

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Cuatro meses en Filipinas y aún no habíamos ido a un festival de música, imperdonable. ¿Qué mejor forma que ésta para conocer el mundo cultural de un país? Pues dicho y hecho, como sabes ya nuestros seguidores de Instagram y Twitter (¡síguenos!), nos enteramos de que el 16 de Mayo se iba a celebrar el Bob Marley Festival de Manila y allí que nos lanzamos. A uno más que a otro pero a los dos nos gusta el reggae y sus derivados y si encima está a diez minutos de casa… ¿cómo no íbamos a ir?

 

Bob Marley Festival[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]El festival se componía de alrededor de veinte bandas locales aunque como contaremos más adelante, había alguno internacional. Como según informaron en su página de Facebook oficial (aquí no es tan normal que eventos de este tipo tengan una web) las puertas abrían a las 3 pm nosotros nos decidimos pasar prontito, sobre las cinco de la tarde ya estábamos por allá.

Al acercarnos a la taquilla y pagar los 250 pesos de la entrada (ver cambio aquí) nos sorprendió gratamente recibir una entrada a la antigua usanza; nada de fotocopias (que encima tienes que pagar a parte por ellas dentro de los “gastos de distribución”), un bonito ticket de cartón duro, con el diseño del festival. Así dan ganas de volver a coleccionarlas.

Cuando entramos el panorama era, cuanto menos, desolador. Estos filipinos tienen la misma mala costumbre que los españoles; llenar los aforos a última hora para ver a los grupos gordos y dejar de lado a los nuevos o menos conocidos. No había ni un veinte por ciento de aforo. Lo primero que hicimos fue recoger nuestro ejemplar gratis de Pulp Magazine, revista filipina de música. Después nos fuimos a dar una vuelta por los puestos de comida, ropa y accesorios y tatuajes. Al terminar el recorrido nos dirigimos al stand de Tanduay, el ron de Filipinas, ahí nos esperaba nuestra mezcla de ron y fresa cortesía de la casa (incluida en la entrada también).

Ahora ya era turno de irnos a los conciertos. Mientras nos dábamos cuenta de que la mezcla dejaba bastante que desear pudimos escuchar a diferentes bandas del país. De las más pequeñas, hubo una de Leyte que nos sorprendió gratamente (los grupos pequeños estaban poco anunciados y nos fue imposible entender cómo se llamaban mientras los presentaban en Tagalog).[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Bob Marley Festival

 

Pero ya una vez llegó la noche vinieron los platos fuertes. El primer grupo que empezó a llenar el ambiente fue Reggae Mistress. Una banda donde la voz cantante pertenece a tres chicas, cada cual con un vozarrón espectacular. Después llegó, desde Japón, Papa U-Gee. No lo conocíamos pero se ve que tiene fama ya que la gente le aplaudía a rabiar. Este hombre ya tiene sus años pero encima del escenario actúa como si tuviera la juventud de un cico de veinte años. No paraba de bailar, de moverse, de saltar y de hablar, todo un showman. Además, durante los dos minutos que hubo de parón por un problema en la batería, se atrevió a cantar a capella que nos dejó a más de uno con la boca abierta. Energía positiva.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Papa U-Gee

 

Y después llegó lo que para nosotros fue el gran descubrimiento de la noche, era el turno de los Goodleaf. Grupo que según su Facebook son de una ciudad cerca de Manila. Estos tíos practican un dub muy muy interesante (a Miguel, que le encanta ese estilo le parecieron cojonudos) donde lo acompañan a la voz una chica que, por momentos, tiene una voz que quita el hipo. Aunque tocaron más que los anteriores, se nos pasó el tiempo rápidamente. Ya eran pasadas las diez, al festival le quedaba una hora más o menos para su finalización y nosotros, con toda la noche anterior sin dormir estábamos destrozados, así que fue momento de partir con un inmejorable sabor de boca.

Bob Marley Festival

 

Un día diez, para un festival con buena música (nos enseñaron que los filipinos también la saben meter en esto del reggae), un ambientazo cojonudo y una buena organización. Eso sí, desde aquí lanzamos nuestra más sincera quejar hacia los promotores, nos pareció una broma de mal gusto que atenta sobre las reglas no escritas de los festivales y que en un momento dado nos puso hasta de mal humor porque no lo llegamos a comprender; no vendían cervezas ni ningún tipo de bebida a excepción de botellines de agua y la mezcla de ron con fresa. Para beber, había que salir.

En fin, nos dejaron con ganas de seguir yendo a más festis por aquí y ver cómo se las gasta la juventud y no tan juventud en este país.

Un saludo y hasta la próxima semana, aunque si empezáis a seguirnos por Instagram y Twitter nos vemos todos los días, ¿A qué esperas para hacerlo?

 

Ingat, Salamat!

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

3 comentarios sobre “Bob Marley en Manila

  • el 03/07/2015 a las 7:04 am
    Permalink

    Tengo unos cuantos que apunte y otros que he ido conociendo…un dia hablamos y te los paso!!

    jajajajajjajajajajajaja que conste que eso fue antes de ser de Primera…..porque ahora me la pongo todos los dias jajajajajaj

    Respuesta
  • el 02/07/2015 a las 6:51 am
    Permalink

    miguel, deja de sacar pecho con la camiseta de Las Palmas…
    JAJAJAJA

    Respuesta
  • el 02/07/2015 a las 6:51 am
    Permalink

    tomo nota de los grupos para escuchar!!!

    me alegro que lo hayáis pasado bien
    un abrazo,

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionado