El Barrio Chino de Manila

El Barrio Chino de Manila
¿Te resulta útil?

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]No nos está siendo fácil tener una conexión a internet (más allá de la del móvil) ya que aquí en Filipinas las compañías proveedoras funcionan….digamos que regular. Por eso les invitamos a seguirnos por Instagram para que vean nuestro (casi) día a día. Aún no sabemos cuándo tendremos acceso en casa y poder currarnos unos buenos posts donde contaros todo lo que vemos en esta gran ciudad que cada día nos enamora un poquito más.

Al tajo, el pasado fin de semana nos levantamos a una hora prudencial para visitar el barrio chino de Manila, que según los lugareños, es el asentamiento más antiguo fuera de China. Lo primero que hicimos fue coger un UV Express que nos llevara a Quiapo, el barrio adyacente. En una hora y cuarto llegamos a nuestro destino.

Antes de nada, y ya que estábamos cerca, nos acercamos a la avenida de España para visitar la Universidad de Santo Tomás. Al entrar lo primero que nos encontramos es el Arch of the Centuries, un arco construido por los españoles (entendemos que gracias a manos filipinas) en 1611, que combina las ruinas originales con la réplica de los años 1950. Después pudimos ver un parque bastante bien cuidado donde chicos y chicas con sus atuendos colegiales (tienen clase los sábados) pasaban un rato al sol achicharrante charlando y bailando coreografías. Y, al fondo, estaba la Universidad, imponente edificio de pasado español, aunque terminado cuando ya el país no era colonia, en 1927. Cabe mencionar que la fundación de la Universidad data de 1611, aunque originalmente se situaba en Intramuros, haciéndola la más antigua de Asia. El campus se trasladó en los años 1920 y, durante la Segunda Guerra Mundial sirvió como campo de internamiento.

.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”2651″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”large”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Nuestra siguiente parada fue la Basílica de San Juan Bautista o, como aquí todo el mundo la llama, iglesia de Quiapo, debido al barrio que lo aloja. Es la iglesia más visitada de Filipinas y es hogar del Nazareno Negro; un icono milagroso de madera que representa a tamaño natural a Cristo negro cargando la cruz. Traído por un galeón español en 1606, está situado fuera de la iglesia donde la gente da limosna y lo toca mientras reza por sus seres queridos.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”2654″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”large”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Entre la iglesia de Quiapo y la de Santa Cruz visitamos calles abarrotados de puestos que vendían de todo, desde emblemas religiosos hasta camisetas falsificadas. Nos paramos en esta última, que no tiene gran cosa que ver, pero en la que tiene una réplica de la Pilarica de Zaragoza de más de 250 años de antigüedad.

Ya iba siendo la hora de comer y nuestros estómagos nos pedían a gritos unos buenos noodles. Así que para ello nos dirigimos  ipso facto a la calle principal del barrio chino de Manila, Ongpin Street, antiguamente llamada Sacristía. Es una calle tremendamente caótica, sin aceras y donde los puestos de hierbas medicinales y comida china se sucedían unos tras otros. Elegimos un chinese fast-food que por 4 euros los dos comimos un Wantoon noodle y un Beef Mami noodle tremendamente deliciosos.

Al terminar nos dimos una vueltita por Benavidez, también lleno de comercios chinos y muchos locales de masaje  para después dar la vuelta y llegar a la iglesia de Binondo; la Basílica de San Lorenzo Ruiz. La iglesia fue construida en el S. XVI aunque destruida con la invasión de los ingleses en 1762, cuando los dominicos y los chinos fueron expulsados de Binondo. Al volver, ya en 1842, la iglesia fue terminada.  Tiene unas bonitas pinturas en el techo que, curiosamente, fueron pintadas al nivel del suelo para, posteriormente subirlas.

El nombre le viene de Lorenzo Ruiz, el primer filipino santo. De ascendencia tanto china como filipina fue acusado falsamente de matar a un español en 1636 y por ello emigró a Japón. Allí, un año más tarde, fue acusado de propagar el cristianismo por el país y ejecutado por no renunciar a su fe. Fue canonizado en 1987.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”2658″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”large”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Ya pasaban las cinco de la tarde y como en una hora se hacía de noche, nos fuimos al tren y volvimos a casa a darnos un chapuzón en la piscina, aunque eso sí, uno de los dos no se atrevió y se metió directamente en el jacuzzi a relajarse un poco.

 

¿Reconocéis la arquitectura española en las construcciones?

 

¡Un saludo a todos!

 

Miguel y Sonia[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Posts relacionados en Asia Filipinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionado